miércoles, 23 de mayo de 2018

CAMILA Y LOS ANIMALITOS

Carmen Muñoz de Gonzalez

A Camila le encantan los animalitos. Tiene un morrocoy azul, un pececito dorado,


una linda mariposita de grandes alas rojas y amarillas que la visita todas las tardes
y su perrita peludita Tuti.


Pero en la casa de su Tata hay una familia de lagartijas cuyos miembros ella ve bajar por la pared del fondo del patio y presurosa sale con sus ojitos avispaditos de asombro a buscarlos.


Contenta ríe sin descansar. Corre detrás de ellos y los quiere agarrar. Asegura:

- No tengo miedo a las lagartijas


Pero las muy pícaras salen despavoridas otra vez a esconderse en su agujerito donde penetra un rayito de sol.
Volverán a su ritual más tarde sin que la curiosa Camila los pueda detectar.



Imágenes tomadas de la web. Direcciones de las imágenes:

https://steemitimages.com/DQmRk6xqRYdKKFJ6rqXmJ5ops8T1rnDCrPJfgddX2MJmByn/Sin%20t%C3%ADtulo.png

https://steemitimages.com/0x0/https://steemitimages.com/DQmZUkMkfBAHz64xcZKZgXFXEio1hrKcrfsjygeZxqasMtb/image.png

https://steemitimages.com/DQmeNnSStAV4tuVWJUdBpKAsnQL6z1LYGQBnsQ1xGQ1kPAE/image.png

https://steemitimages.com/0x0/https://steemitimages.com/DQmbRKZSUNxMLQP6mBFueqCy7aSJEY8SFPsnjwE8hqb3eCp/image.png

https://steemitimages.com/DQmZSjPmNYn2WZvbSH6UvbswDdmMamCzkmUp9XL1TtNuSPk/image.png

https://steemitimages.com/0x0/https://www.verpueblos.com/fotos_originales/0/2/7/00573027.jpg

https://steemitimages.com/DQmWRi3iKdRTLQdTdio3xpWhgV6MSRyzpUpZcFNRHAqmAiC/image.png

BARQUITO DE PAPEL


Carmen Muñoz de Gonzalez

A Camila le encanta la lluvia. Es uno de sus placeres favoritos. La calle de enfrente a la casa donde viven sus abuelos, cuando llueve, se llena toda de agua y pasa por encima de la acera



Presurosa sale y abraza a su abuelita para que de papel periódico o revistas viejas le fabrique un barquito que al agua echará a navegar.


Con su manita inocente me agarra contenta y me dice:

- Tata, a jugar.

Salimos con la sombrilla y acompañamos al barquito hasta el final de la cuadra donde tantas piruetas hace su viaje.


Saltos grandes y chiquitos por las olas que se arremolinan por el agua que corre rápido llevando la risa e ilusión de Camila y su barquito de papel.



Imágenes tomadas de la web. Sus direcciones:
https://steemitimages.com/DQmSx4MqbtFqeKL3KPSK2Gjq8FYj8AZAfVGcFpk1ceghjsL/imagen.png
https://steemitimages.com/0x0/https://steemitimages.com/DQmZcsQvXe2LFGmhrGY7QPnaz7FCmhL5hFvmMv1mC8uHADY/imagen.png
https://steemitimages.com/DQmR9GcUzVPGWwo7vYmrxySp9NkjDaqHoEsJBkYGDXGREts/imagen.png
https://steemitimages.com/0x0/https://steemitimages.com/DQmVhkS2o87dA5LmvBqZKhesQmiXebXSteqjjusEtD79ajY/imagen.png
https://steemitimages.com/DQma1ES9wPAftVkNvBvsd4fQnx5b5mZ1z2eDqFU2Bhx2fTw/imagen.png

viernes, 18 de mayo de 2018

A M A N T E S


Por Carmen Muñoz de González

Una lágrima corre


por su mejilla


Una flor marchita


entre páginas de una agenda




Citas interminables


de salidas a escondidas




Amor, amor, sólo amor


pero sin voluntad propia




Una década de vivir


la más dulce y amarga relación


y al final todo igual




Cada quien en su mismo lugar


destino o falta de decisión


ante el amor vivido




Amantes que quedaron


tras el olvido

Fuente dela imagen: https://78.media.tumblr.com/5d4b00d8c01c9269368a6433bef0a871/tumblr_nkr336M8Lu1qfcut3o1_1280.jpg

ANTAGONISMO



Carmen Muñoz de González

¡Qué complejo y misterioso
es el ser humano!

Qué inconformidad representa

él mismo.

No se cansa de lamentaciones.

No da gracias a nadie

ni por nada.

Todo lo cambia

como un vil negocio.

¿Qué oscuro laberinto

recorre su mente?

Espiral de contradicciones

envuelve su ser.

Si hay frío nos quejamos.

Si hay calor también.

Si canto loco estoy.

Si lloro triste hombre soy.

¿Será la vida este antagonismo!

¡O el mismo ser lo ha creado!

Dura y cruel realidad

misteriosa ciencia

ha de ser

en el valor de la vida

ha de tener.

Fuente de la imagen:

https://steemitimages.com/0x0/https://steemitimages.com/DQmSm4TY1sPDaf1NGu637J2qZoYPEXQsHDXX4Uqv62rWUkH/image.png

EL DESPERTAR DE VENEZUELA



Carmen Muñoz de González

Venezuela, mi país, ha dado un cambio de 360°. Veo, caminando por las calles del pueblo Villa de Cura, mi querida Villa de Cura, a un montón de gente: Unas con caras amargadas, parecen un "higadito encebollado", otras atónicas, caminar por caminar. otras a la expectativa no se de qué. Algunas risueñas, unas que otras lánguidas, otras fisgonas, mirando fijamente a la bolsa que uno trae y preguntando con impaciencia ¿D{onde lo conseguiste?


Bueno, así van de arriba a abajo como cerdo chiquito.


Llego al final de mi destino: La colita del Banco. También allí hay caras de amargados, risueños, parlanchines, pesimistas,profetas del desastre, desalentadores y veinte mil cosas más, pero hemos hecho una amistad un grupo que coincidimos a la misma hora, pero ...¡Eso sí! Nos reímos, uno que otro hace un comentario y un señor él alto, espigado, dijo una frase que nos llamó la atención a todos los presentes: "El tiempo es un despertar" Digo yo: A la conciencia de uno, a un nuevo día, a nuevos sueños, a ser más creativos, a tener disposición de apoyar, a compartir los unos con los otros. Pero lo más importante es que como esté mi corazón así va a ser mi actitud ante este tiempo de despertar, aunque lo que parece es que las personas se tratan ahora por conveniencia e inconveniencia.


Fuente de la imagen: http://4.bp.blogspot.com/-zzTE-eXTLWw/UMpLyhKZsTI/AAAAAAAAACs/BkQE3luQEfE/s1600/caracteristicas-arte-abstracto-jackson_pollock1.jpg

miércoles, 2 de mayo de 2018

A M A N T E S




Una lágrima corre


por su mejilla


Una flor marchita


entre páginas de una agenda




Citas interminables


de salidas a escondidas




Amor, amor, sólo amor


pero sin voluntad propia




Una década de vivir


la más dulce y amarga relación


y al final todo igual




Cada quien en su mismo lugar


destino o falta de decisión


ante el amor vivido




Amantes que quedaron


tras el olvido

Carmen Muñoz de González

martes, 24 de abril de 2018

EL SER HUMANO


Una búsqueda insaciable
nada le llena
todo le pasa
no hay equilibrio
sólo carrera tras carrera
¿Qué colma su todo?
Nada, una lucha constante
nada lo detiene
ni la cálida brisa matutina
ni el rumor del río
ni el suave beso de amor
de los amantes


Luchas por todo
pero por lo que debes luchar
lo ignoras


Tu desasosiego te lleva
a no ver lo más simple
sencillo y puro de la vida


Carencia total
decadencia nefasta del ser

Fuente de la imagen: https://steemitimages.com/DQmQt8KgyoeZF2jU3XRVxvCzkxHkkjCXn1ixrz8YrYDJK9k/image.png

martes, 17 de abril de 2018

CHAMPURRIA


En otras épocas pasadas que sirven de lección al presente, las personas improvisaban sus bebidas. Eran todos unos barman y prueba de ello la famosa Champurria , delicia del dios Baco, que alegró el espíritu de muchos mozos de su época.


La mezcla sencilla y fácil, con la bendición de la sabia Naturaleza que nos brinda el aguardiente de caña de azúcar y deliciosa miel que servían para subir o rebajar el gusto del catador: más fuerte o menos espirituosa.


En diciembre se usaba mucho ya que en dicho mes se castraba la colmena y había suficiente miel para jugar a ricos manjares.


Entre velada y velada se dejaba colar esta bebida que suena afrancesada pero es de la mejor estirpe venezolana: aguardiente y miel y música de la Billo’s Caracas Boys, nada más y nada menos.


Carmen Muñoz de González

miércoles, 4 de abril de 2018

RAMONCITO TRUJILLO (EL HOMBRE PIANITO)

Fuente de la imagen: https://steemitimages.com/DQmT68xd8jCWhKdBa2CBBoMwQnaPvWHd2MzWtrrPV55WAzm/image.png


En el tiempo en que en mi pueblo natal (Villa de Cura, estado Aragua, Venezuela) había fiestas populares, de lunes a domingo, Ramoncito recorría las calles con un pianito de cuerda con su respectivo monito que hacía las veces de recolector del dinero con su pocillito de peltre esconchadito y además sonaba la canción La Maricutana que estaba de moda en voz del inolvidable Beny Moré.

En los días que no usaba el pianito lo seguía su fiel amigo ¡Un chivo que tomaba aguardiente con él!

En las fiestas navideñas en el altozano de la Iglesia Matriz colocaba una bomba artesanal hecha de papel de seda y un perolito abajo con carbón que producía el aire caliente para elevar la bomba en el cielo villacurano. En Nochebuena de Navidad y en Año Nuevo esto era el gran entretenimiento de los villacuranos. Hoy en dia se le conoce como "El Globo de los Deseos" ¡Importado!

Ramoncito era un hombre bajito, creo que no llegaba al 1.50 m de altura y cuando se echaba el pianito al hombro era más alto que él.

Buscador de peleas jamás. Llegaba al bar Savery o al Bolívar a tomar su mistela y continuar amenizando las calles de mi pueblo con su música que apurruñaba el corazón.

La gente de entonces le preguntaba en la calle:

¿Cómo estás, Ramoncito, cómo está el monito y el chivo?

A lo que él muy respetuoso devolvía el saludo pero al final con algo muy impropio.


Beny Moré interpretando "La Maricutana"

miércoles, 7 de marzo de 2018

COME CANDELA


Desconozco su nombre y el origen del apodo también. Pero según dicen los que le conocieron acá en Villa de Cura, estado Aragua, Venezuela, era un hombre simple y parsimonioso cuyo trabajo consistía en botar los huesos que producían las carnicerías que funcionaban en nuestro MercadoMunicipal, en toda la esquina de la Plaza Miranda y que aún conserva su edificación, aunque ahora para otros usos.

Seguía siempre una misma ruta: por la calle Comercio, ya que al final de la misma había un zanjón y allí depositaba los huesos que acarreaba. Logicamente, detrás de él durante todo el recorrido se iban agregando en alegre caravana los perros callejeros para darse su banquete al ruñir huesitos.
Muy característico de él era que el pantalón se lo enrrollaba uno a la rodilla y otro a mitad de pierna.

Las carnicerías de esa época estaban regentadas por los señores Andrés Montesinos, Carlos Bolívar, Francisco Bolívar y Rafael Herrera.

Eran otros tiempos. La carne la vendían a real el cuarto de kilo. La colgaban en ganchos ¿Cortes especiales? ¡Noooo. qué vaaaa!

El Negro Félix González fue quien modernizó el mercado con una nevera.

Ahora, perros callejeros a montón y los huesos en las carnicerías ¡Los venden! (Y caros...por cierto)

Carmen Muñoz de González


Fuente de la imagen: http://www.gifmania.com/Gif-Animados-Animales/Imagenes-Perros/Perros-Comida/Perro-Ama-A-Los-Huesos-54674.gif

martes, 5 de diciembre de 2017

DICIEMBRE 2017



Por: Carmen Muñoz de González

Diciembre, el último mes del año y con él celebramos el nacimiento del niño Jesús, de ese pequeñito, del Hijo de Dios hecho hombre y con Él vienen a nuestra memoria los mejores parabienes para nuestro hogar, para Venezuela, para toda la humanidad.

Acaban de promulgar la Ley contra el Odio y la Violencia en nuestro país. Incitar al odio, ya sea al niño o al adulto ¡Cruel miseria humana! Ese odio que nos han inculcado contra el vecino solo por tener ideas distintas. Odio a sus conciudadanos porque profesen una religión distinta o no profesen religión alguna.

Todos necesitamos orientación en este momento en que los odios sociales y políticos consumen a la humanidad.

Pensemos en una juventud no contaminada de los vicios pasados.

La Navidad no es el estreno de ropa, zapatos, celulares o muebles nuevos.  No es la competencia de "lo que yo compro y tú no". Es la misión de renovar al mundo moral, la esperanza de los pueblos, es lo que debe engalanar el corazón de los hombres.

Jesús nació pobre en medio de su pueblo, pero trajo la luz que enciende el mundo: el amor entre hermanos, la justicia, la paz para cambiar la faz de la tierra.

Apropiémonos de ellos, de esos valores intrínsecos que no dejan de pasar de moda nunca, y que el lucero de la Navidad que brilla en lo alto del cielo también lo haga en el corazón de cada uno por ley divina.




Sitio web de la imagen:https://solyluna24.wordpress.com/2014/12/01/diciembre/

miércoles, 8 de noviembre de 2017

CUENTOS DE SABANA

La gran Sabana Venezolana
La gran Sabana Venezolana

El llano con su inmensa sabana y su  mágico realismo que envuelve a sus habitantes en una nube de misterio y asombro dejando a muchos helados los huesos.

En un campo aledaño al fundo donde se criò mi comadre habìa un hombre del cual decìa la gente que se había unido con el Maligno en pacto para que su fundo prosperara y quedara resguardado de los cuatreros.  Lo cierto es que el que osara penetrar dicha propiedad o pensara en robar algo se quedaba en el mismo sitio dando vueltas alrededor como una zaranda sin cabuya. No encontraba la salida y al ir un peón a avisar lo sucedido, el dueño, recostadote en su hamaca, decía:

- Déjemelo allí un rato más, luego voy.

Y como por arte de magia el fulano entraba en razón y salía corriendo sin recordar nada, solo el polvo de las alpargatas como fugaz rastro de que no había sido invitado.

El hombre en cuestión enfermó gravemente y los vecinos acudieron a visitarlo. En el campo las casas quedan retiradas unas de otras.  Ya comienza a despuntar la tarde, los visitantes deben partir y el enfermo con voz fuerte y sonora replica:

 ¡Cuidado con la oscurana! Es octubre final, ya viene el mes de los muertos.


Todos se miran. Entre ellos había un joven.

- Usted también se marcha.

- Sí, debo partir, temprano hay qué ordeñar.

La visita se aleja, se dispersan en el cruce, pero allì el jóven siente un fuerte escalofrío.  Llega con una fiebre muy fuerte a su casa. Habìa caido un gran aguacero. Enfermo por tres días con una fiebre de mil demonios.  Sólo logró decir que alguien invisible se le montó en el anca del caballo.

El viejo murió, el jóven también, de enfermedad desconocida.  Esa noche en el fundo
 no dejaron de maullar decenas de gatos. El fundo desapareció.

¡A alguien hay qé echar la culpa! Yo, por si acaso, me santiguo tres veces al día porque yo no creo en brujas pero...de que vuelan, vuelan,


Carmen Muñoz de González

Villa de Cura, edo. Aragua, Venezuela


domingo, 13 de agosto de 2017

EL LECHERO


Oigo pasar por mi casa a un chico carrito en mano - de esos carritos que uno lleva al mercado - cargado con un bidón de leche de vaca y me acuerdo del cuento que solía referir mi abuela - que en gloria esté - de un muchacho quien también vendía leche de vaca acá en Villa de Cura cuando nuestro pueblo era mucho más pequeño que ahora.

Venía el lechero montado en su burrito cargando su cántara para repartir su mercancía. Antes de llegar hasta el pueblo hacía siempre una parada en el Pozo Azul del Río Curita que solía correr silencioso y despacito.  Allí, junto a la vega de los Carabaño y la gente, placidamente, solía contemplar el paisaje.

Un día a una señora le tocó la rifa y al verter la leche en una olla para hacerla hervir la reciben unos saltoncitos - larvas de zancudo - nadando en ella.  Al otro día esperó al joven lechero y le dijo:

- "¡No sea pícaro, no le eche agua a la leche!"

A lo que contestó él:

- "¡Ay, mujer, no digas eso. Esta es pura leche de vaca la que yo vendo!"

Como dice el dicho: 
"El que trabaja con agua nunca pierde"


Carmen Muñoz de González




martes, 8 de agosto de 2017

INICIOS DE VILLA DE CURA (LA LEYENDA DE POZO AZUL)


Los indios Cura, nuestros ancestros, habitaban estos parajes plácidos y felices comiendo lo que la naturaleza les proporcionaba, Al llegar el conquistador todo cambió y hubo una lucha de poder en la que el cacique murió. Su compañera lloró desconsolada sobre el cadáver la pérdida de su querido guerrero por tres lunas.

Tanto el cacique como su mujer se petrificaron y en medio de las dos piedras nació un riachuelo, el Curita, claro y cristalino como la luna llena.  Corría apresurado a regalar su preciosa agua formando un pozo, “Pozo Azul” – supuestamente-.

Con el correr de los años la gente le atribuyó poderes mágicos. Sus aguas eran tan transparentes que destellaban reflejos azules.

Una vez, un grupo de muchachos fue a disfrutar las delicias de Pozo Azul. Era época calurosa, todos reían y gozaban. Uno de los jóvenes se lanzó en clavado a las cristalinas aguas y al volver a la superficie relató haber visto diversidad de peces con diferentes colores como de piedras preciosas: rubíes y granates que brillaban al reflejo del sol.

A todo el que se bañaba en aquel pozo, ahora ya lamentablemente seco, su imaginación le hacía una jugarreta, creando diferentes historias en torno a él  De lo que sí podemos dar fé como de cierto es que en aquellas grandes piedras estaba la cantera de Calidrat.



Carmen Muñoz de González



NOTA: La foto es sólo referencial para ilustrar el artículo y la tomamos de la página web 
No tenemos noticia de que se conserven mágenes fotográficas del Pozo Azul de la leyenda.

miércoles, 14 de junio de 2017

EL PLAÑIDERO MAYOR


Por: Carmen Muñoz de González

La cultura de las plañideras es muy antigua. A las que se les pagaba por llorar en el entierro de una persona. Aquí en Villa de Cura hubo un muchacho (Aníbal)  que acompañaba los entierros y lloraba, lloraba al lado del féretro.  Este joven siempre deambulando por las calles, sano él, sin malicia. Todo el pueblo lo quería. Se le saludaba con estima: "-¡Epa, Aníbal !

Arrastrando las pesadas cadenas de la vida, sin hacerle daño a nadie, sólo su plañido lastimero asimplado en aquel entierro que solía acompañar desde la salida de la iglesia hasta el cementerio.

Hubo una importante diferencia entre Aníbal y las plañideras profesionales: él nunca cobró por llorar a un difunto. Ahora solo su sollozo campechano queda en el viento  y su recuerdo en quienes le conocieron.


Foto: Revista Expresión No.28. Cortesía del coleccionista Elio Martinez.

lunes, 8 de mayo de 2017

VILLA DE CURA, TRICENTENARIA


Por: Carmen Muñoz de González

Fundada por el Capitán de Infantería y Teniente de Gobernador Juan de Bolívar y Villegas, el abuelo del Libertador.

Arrogancia, prestigio, historia, música, poetas ¡Dios, cuánto encierra mi noble pueblo!
La Antena de Aragua, Puerta del Llano, Emporio Talabartero y Alpargatero, Atenas del Llano, cuna de Los Niños Cantores de Villa de Cura, de Juan Bautista Alayón Loco Lindo, pueblo de cantores y tradiciones, pueblo franco, abierto a los visitantes.  Pero ¿Por qué hemos perdido la esencia como tal?

Parto del criterio que debemos entender los acontecimientos actuales sin olvidarnos del pasado. Pareciera no dolerle a nadie el casco histórico del mismo.  Dejamos perder casas señoriales, la Residencia Médica (Antiguo Hospital José Rangel del pueblo) se deteriora cada día más, el Mercado Público frente a la Plaza Miranda, sitio lleno de historia local… 
No es que me llegó la nieve de los años, es la añoranza de un pueblo con calidez humana donde tanto el foráneo como el coterráneo se recreaban y compartían elocuencias mañaneras

¿Por qué no tenemos una Casa de la Cultura con una edificación digna de estos tiempos modernos? Sin quitarle la naturalidad con que se formó el pueblo. Una infraestructura digna donde haya espacio para el convivir todas las artes. La Bodega Literaria podría ubicarse en la antigua pulpería de Ezequiel Zamora para la lectura plácida de las tardes y el compartir de un cafecito.

Lo importante del tricentenario no es tanto cual fue la fecha exacta del mismo sino  el unirnos en plegaria y que haya mejoras representativas para así sentirnos orgullosos de ser villacuranos y mostrar que tenemos raíces de pueblo libertario, emprendedor y, muy por encima de todo, amante de la espontaneidad y de la buena vecindad.

Como dijo el poeta Víctor Valera Mora: 

Nosotros los poetas del pueblo cantamos por mil años y más 

y aquí hay muchos poetas.

VILLA DE CURA TRICENTENARIA


jueves, 30 de marzo de 2017

AQUELLA INOLVIDABLE CUARESMA



Por Carmen Muñoz de González

La gente de antes (y no tan antigua…la de mi generación) creía en todo lo que pasaba a sus alrededores. Se oía hablar de la hora nona, que en el mes de los difuntos (noviembre) aparecían cosas, y en Semana Santa o Cuaresma, la preparación para recibir al Jesús Nazareno…¡Peor! El ambiente se llenaba del humo que brotaba de los sahumerios que se hacían en las casas los siete viernes. Era la creencia.

Un viernes de Cuaresma, luego que salimos de la escuela, nos reunimos en el patio grande, espacioso, de la casa de las Pérez, a jugar el escondite, policía y ladrón y la ere paralizada. En una de esas, como a las 6:30 de la tarde cuando ya iba cayendo la noche, inventamos amarrar a un chico a una silla. El juego era de vaqueros e indios. Como nos gustaba El Llanero Solitario, jugábamos recreando las historias vistas en la tele. Pero en una de esas, La China vio como un celaje la figura de una mujer que pasó, pero deslizándose en el aire ya que no llevaba pies. Aterrorizada exclamó:
-¡Véanla!

La gritería alegre de todos fue sustituida por el silencio y cada uno de nosotros sí tenía pies pero ¡Para correr a la casa! Y detrás de nosotros, corriendo como bien podía también el chico amarrado a su silla y todo.

Eso sí, ese día nos quedó muy clara la lección: En tiempos de Cuaresma no se puede jugar en el patio hasta tarde.

¡Cuaresma, tiempo de oración, penitencia y reflexión!

miércoles, 29 de marzo de 2017

MUJERES PENITENTES


Por: Carmen Muñoz de González

Mujeres penitentes vestidas de blanco, descalzas, purgan una pena, van delante del Santo Sepulcro, Viernes Santo en procesión sepulcral arrastrando su pesar.

Son las penitentes, lloronas, ánimas solitarias o qué se yo, como mejor le convenga al pueblo llamarlas.  Mujeres de pueblo con entrega total, con devoción y piedad ardiente. Purgan su pena delante del Santo.

Van siete horas de día, siete horas de noche, rezan, hacen su confesión interna con la esperanza que les sea perdonada su pena. Algunas en largo ayuno voluntario, pies quemados por la esperma de la cera. Es poco su sufrimiento comparado al de nuestro Señor Jesucristo.

En su interior se arremolinan pensamientos, deseos, anhelos, promesas por venir.
Son las penitentes. Larga túnica blanca, manto blanco sobre su cabeza. Van en solemne procesión acompañando al Cristo yacente.

Es Viernes Santo en Villa de Cura, mi pueblo.  Al final vuelve  la cotidianidad. Hasta el año venidero se despiden las mujeres penitentes.







https://www.el-carabobeno.com/Procesion-del-Santo-Sepulcro-en-Villa-de-Cura-espera-a-30-mil-devotos/

sábado, 25 de febrero de 2017

CARNAVAL





Por: Carmen Muñoz de González


Fiesta tradicional dedicada al Dios Momo, pero ¿Cuánto ha quedado de esta fiesta carnestolenda? Poco, mucho, nada.  Sobrevive al tiempo ¡Qué recuerdos, anécdotas de o vivido guardamos como fiel tesoro. Añoranzas de un pasado, de la historia popula, que contribuye al fortalecimiento de la comunidad.

Antes: disfraces sencillos, mamarrachos, los preparaban con lo que tenían a su alcance: una almohada, que se colocaba de barriga para aparentar una mujer a punto de parir, o de joroba, para simular a un viejecito e ir a os bailes en la Plaza Miranda.

El encargado de la música era el señor Ricardo Flores con su picó. A mover el esqueleto.

Lindas negritas, dominós, arlequines, pierrots, una linda dama con grandes aretes que perseguía a los chicos.

De esa época una anécdota: Un señor que le estaba montando cachos a su esposa, ese envalentonó un carnaval y decidió no llevarla a ver el baile en la p laza.  La muy pícara se hizo la indiferente pero al partir él, más atrás salió ella.  En el rebullicio lo capturó: una linda chica vestida de mejicana con un lindo sombrero bailaba muy emocionada con su galán.  La señora no perdió tiempo: de inmediato se les acercó con gran coraje y de u n sólo templón le bajó el sombrero hasta los hombros mientras le decía con fina expresión:

-"¡Hasta aquí llegaste, hasta tu Rancho Grande, Adelita!" Bautizándola así con el mote de la Rancho Grande quita marío.  

Pero la dama nunca aceptó que el vagabundo era su marido.

Ahora tenemos...¡Carnaval, papelillo, caramelo y pelazón!

lunes, 13 de febrero de 2017

14 DE FEBRERO, DÍA DE SAN VALENTÍN


Hoy, Día del Amor y la Amistad, quisiera compartir con ustedes una sabia lectura que nos deja mucho en qué pensar y fortalece nuestro espíritu para reflexionar sobre nuestras relaciones personales y concluir que el autor de nuestra vida somos cada uno de nosotros y para que la nuestra sea una linda historia debemos escribir cada día una nueva página porque somos los autores de ella.

Casi todas nuestras tristezas están vinculadas a las relaciones con las personas y nuestras alegrías a las que tenemos con las personas correctas.  Las relaciones en nuestras vidas nos forman, nos ayudan, dan alegría, o, simplemente, nos vacían.

Toda relación exige una inversión de energía.

Hay una manera de notar si la relación es positiva  o negativa: si la persona te hace sentir bien es positiva y es negativa si te hace sentir mal el conversar  con ella o el tenerla de amiga.

Conoce los tipos de personas que te pueden lastimar y absorben toda tu energía:

Críticos: Se quejan y dan consejos indeseables.
Pesimistas: Constantemente negativos.
Aplastadores: Ciegamente insensibles.
Chismosos: Difunden rumores y cuentan secretos.
Controladores: Incapaces de dejar las cosas en la forma que guste a otro, quieren que las cosas sean a su modo.
Traicioneros: Irreprimiblemente falsos.
Envidiosos: Les parece una ofensa la felicidad y éxito de los otros.
Volcanes: Siempre a punto de explotar.
Esponjas: Absorben todo y nunca dan nada a cambio.
Competidores:Pagan con la misma moneda.
Pesimistas: Siempre ven el vaso vacío


FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN