lunes, 22 de agosto de 2016

SERÉ LA ORADORA DE ORDEN EL JUEVES 25-8-2016 EN LA SESIÓN SOLEMNE POR EL FALLECIMIENTO DE SAN LUIS REY DE FRANCIA, SANTO PATRONO DE NUESTRO PUEBLO


Hola, amigos, me complace comunicarles que fui designada Oradora de Orden en la Sesión Solemne por el Dia del Fallecimiento de San Luis Rey de Francia, Santo Patrono de nuestra querida Villa de San Luis de Cura.que se realizará el próximo jueves 25 de agosto a las 8 a.m. en la Plaza Bolivar.

Fue una agradable sorpresa que me designaran como oradora de dicha importante actividad.

Estoy preparando las palabras que diré ese día...con mucho cuidado...buscando resaltar nuestra villacuranidad.

Espero verles allí.

lunes, 8 de agosto de 2016

A LA MEMORIA DE LA YEN

Foto del 3-8-1971

Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, República Bolivariana de Venezuela



Cuando murió en un trágico accidente automovilístico mi comadre Eyéndira la Yen triste mañana calurosa del tres de mayo, domingo, y, por cierto, Día de la Cruz de Mayo, nos sorprendió su abrumadora muerte, como todo deceso  y aun mas por ser de un familiar tan querido.

En lo que vi salir el féretro hacia la capilla velatoria, cerrado, me vino su imagen a la mente: sonriente, alegre, espontánea, último recuerdo de todo aquel que pasaría por allí a decir sus condolencias, pero la vida nos da sorpresas.

Ahora mucho más joven que nosotras, porque ella y yo éramos contemporáneas, seis meses nada mas de diferencia, lo cual siempre recalqué que eran seis años y no meses y ella con chispeante risa contestaba:
- Sí, Luis, ja,ja,ja.

Me tropiezo con ese mismo tipo de personalidad.  Está mi ami Yelitza. Así como ella: jovial, dicharachera, elocuente, risueña y , sobre todo, servicial, atenta con uno, “echá pa’lante” para ayudar.

Dos figuras, dos situaciones, dos tiempos: pasado y presente, que se juntan para darte una enseñanza o recordarte que la ida va y viene  y a veces nos tropezamos con la misma piedra para superar las cosas aprendidas, valorizar y no volver a cometer los mismos errores pasados o decirle muchas veces a la persona en vida: Te quiero, me haces falta.  Porque cuando llega el momento somos arrebatados y aquí dejamos todo.
Aprender a vivir sin juzgar a nadie y tener nuestra conciencia tranquila.  

El paso por esta vida para la Yen fue pequeño en tiempo pero grande en servicio.



COMENTARIOS:

HECTOR RUBEN YANEZ11:08 p.m., agosto 11, 2016
Siempre alegre amiga de mi padre, la Yen le reclamaba cuando no les visitábamos.

MILAGRO RAFAELA ALMENAR DE PEREZ5:12 p.m., agosto 11, 2016
Qué lindo es recordar a quien nos regaló tanto en este plano... Asi fue la Yen, mujer servicial, dicharachera, llena de amor al prójimo y con una enorme convicción a la ayuda de quien la necesitara... Pero es así, en oportunidades la vida nos da malas jugadas... Gracias, Carmencita, amiga, por recordarla siempre, fuiste mas que su comadre, fuiste su hermana... Hoy, sus hijos son nuestros hijos, sus nietos son nuestros nietos, y se que ella, la Yen, lo disfruta desde el lugar en que Dios la tenga. Estoy segura que descansa en paz...

miércoles, 3 de agosto de 2016

ANIVERSARIO NO. 41 DE LA BIBLIOTECA PÚBLICA EZEQUIEL ZAMORA


Foto donde se nota la descascarada fachada de nuestra Biblioteca


Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, República Bolivariana de Venezuela


El 27 de julio de 2016 cumplió cuarenta y un años de funcionamiento nuestra querida Biblioteca Pública Ezequiel Zamora, dirigida por la Licenciada Yéxica Méndez y su equipo ganador: Fanny, Marcos, Yurmary, César, Luisa, personas gratas, amables, comprometidas con su trabajo. Reflejan esa querencia por las cosas, abren sus espacios a todo aquel que quiera realizar una labor  loable en pro de niños, jóvenes o adultos de la comunidad.

La celebración del 27 de julio fue un lindo acto cultural donde una vez mas se mostró el talento villacurano en vivo. Pero...como siempre, hay un pero; la casa que nos alberga (porque yo me siento parte de mi querida Biblioteca y soy amiga de ella) amerita un cariñito.  Eso de que el traje no hace al monje está bien, pero la canastilla deja mucho qué desear y cuán alegres nos pondríamos con ese retoque, esa gracia y distinción que posee nuestra sede.

Feliz aniversario, y recordar: El secreto de la felicidad no está en hacer lo que se quiere sino en querer lo que se hace"

La foto la hemos tomado de:
http://villaliteraria2010.blogspot.com/2016/07/41-aniversario-de-la-biblioteca-publica.html

sábado, 4 de junio de 2016

LA TALABARTERÌA


Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, República Bolivariana de Venezuela

Talabartería, taller o tienda de talabartero o guarnicionero - el que fabrica sillas, cinturones, arreos-.  En este ramo ¿Qué pueblo es especial?

Nuestro pueblo, Villa de Cura, desde antes era conocido como pueblo curtidor de cuero y desde 1925 se da inicio a la elaboración de sillas de montar y todo lo relacionado con este ramo.

Manos prodigiosas, creatividad, trabajo honrado y tesonero, transmisión de conocimientos de unos a otros para formar una comunidad de talabarteros próspera como la que ahora tenemos.

Mucha gente los ha precedido pero ¿Hemos enaltecido este arte en  nuestro pueblo? ¿Le hemos reconocido el valor que tiene como fuente de trabajo, inclusive de fomento del turismo?

Cómo desearía que se les rindiera un tributo a todos estos artesanos, como un signo representativo de la tralabartería: ¡Una bella silla de montar como icono al entrar al pueblo! Realizada por un artesano ya sea en un material resistente donde quede plasmado el tranajo laborioso y se pueda leer con orgullo: Llegamos a Villa de Cura, cuna de la talabartería, orgullo villacurano!

Dios quiera que pueda ver mi sueño hecho realidad. Ya tenemos a la entrada al General de Pueblo Soberano, Ezequiel Zamora, digno epónimo de nuestro Municipio Zamora.  Es tiempo de honrar a los talabarteros y tener una perspectiva nueva de su progreso.


miércoles, 18 de mayo de 2016

LA VIEJA MÁQUINA DE MOLER





Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, República Bolivariana de Venezuela

Aunque las circunstancias parezcan adversas, creo fielmente en Dios y en el dicho o proverbio que dice “Dios proveerá”.  Doy gracias por el sustento diario. Valorar las cosas simples de la vida. Recordar mi infancia, el viejo vapor de maíz donde cada día se llevaba a moler el grano para hacer la arepa, el pan del venezolano.

Vuelvo al pasado y reconozco mis capacidades, las cuales todavía no había utilizado.
Guardada en un rincón de  un cuarto la vieja máquina  de moler marca Corona,  llena de polvo, paradita como soldado esperando que le den una orden, despreocupada del tiempo, me ve todos los días cuando entro a esa habitación.

Yo decía dentro de mí: 
-Un día de estos te llevo al Museo Inocencio Utrera para que pases a formar parte de su colección de antigüedades.
Pero…no.  Ella apegada a mí, nunca se dio lo pensado.

Un buen amigo trajo como tres kilos de maíz, el alimento de nuestros ancestros.  Todo bello, limpiecito, enterito, amarillito. Mi comadre María José lo guardó como un tesorito, porque ella quería tomar carato y no lo había podido hacer.

Llegó muy triste por haber hecho una larguísima cola y no agarrar nadita…la harinita se esfumó.

Entonces, en una niebla de confusión, de repente, me llega un impulso interno que me lleva a la solución:
-¡Ajá! Aquí estoy yo esperándote para resolver el problemilla.
Y ¡Zas! Se prende la luz:
A sancochar el tesorito – el maíz-, a moler se ha dicho.

En completo silencio y tranquilidad, con brazo amoroso, realizamos la faena.
Y así es: la gente desprecia a los viejos que tienen un cúmulo de sabiduría.  Todos los días obtenemos lecciones de vida.

Estoy pensando en ponerle motor a la vieja máquina y vender maíz molido.  Sería una buena fuente de ingresos, hoy en día que todo se vende. Los reales están hechos, lo que hay es qué buscarlos.

A comer arepa, bollo y majarete.

A retomar las tradiciones del maíz pila’o y molí’o

Sitio web de la imagen: https://www.youtube.com/watch?v=KPLugljEVEk


 COMENTARIOS:

Maria Gonzalez Yo también hice lo mismo con la máquina de moler , de mi abuela , me la regaló veinte días antes de partir y sus palabras fueron proféticas : toma hija , con este aparatico me gané el pan para tu papá y para mi , no pedí , trabajé y nunca pasamos hambre , tal vez en algún momento te ayude , porque una nunca sabe , la vida da muchas vueltas , cuídela ! Bueno aquí estoy 19 años después , moliendo para hacer las arepitas . Gracias A Dios !


Veronica Carpio Muy buena idea...y díganme donde lo van a vender para ir a comprar.....?

Judith Araujo DIOS, RECUERDO A MI MAMA ANA

lunes, 2 de mayo de 2016

EL JARDINERO DE LA PLAZA MIRANDA


Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, República Bolivariana de Venezuela

La vida está llena de jornadas y el trabajo dignifica al Hombre. El Sr. Esteban fue el mas vivo ejemplo de este adagio. Era el encargado de regar los jardines de la m ajestuosa Plaza Miranda.  Se enorgullecía de eso, los cuidaba y mimaba cual a un niño primoroso.

Cuentan por allí que un día cayó un soberano palo de agua toda la noche  y él, muy temrano, se dirigió a realizar su trabajo: regar sus matas, sin importarle que hubiera llovido.

Este señor disfrutaba su oficio, lo realizaba contra viento y marea, mijito.  Las personas se recreaban con el frescor que  proporcionaban los árboles frondosos, el verdor de sus jardines...En verdad eran otros tiempos, tiempos en que la gente se entregaba por entero a su trabajo  y, como siempre, la plaza es el recinto de reunión y de distracción de los pueblos y sitio de llegada del visitante.

COMENTARIOS:

De:Yessica Herrera ¿Qué le pasó al señor?
2 de mayo a las 20:36

De: Marianela Pérez Wao, se ve bonita la plaza






JUAN MONTAÑA ENZISO (El popular "Chingo" Juan)


Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, República Bolivariana de Venezuela

Era enfermero. Colocaba inyecciones a domicilio. Llegaba con su cajita de acero inoxidable con sus respectivas inyectadoras de vidrio. Pedía una ollita con agua y delante del paciente hervía su material de trabajo, pues todavía no habían salido las inyectadoras desechables.

Poseía su tarjeta de presentación con información detallada acerca de su trabajo. Un buen amigo a quien le gustaba compartir una charla amena.  Todo el mundo lo conocía por su apodo: El Chingo, por el pequeño defecto que tenía en su boca.

Formó parte de ese batallón de ciudadanos encargados de prestar un servicio sanitario cuando escaseaban muchos enfermeros, pero al llegar la masificación de la educación el panorama cambia y ahora acudimos a centros especializados y el 12 de mayo, Dia de la Enfermera, recordamos a esos viejos enfermeros que transitaron nuestras calles a prestar su servicio donde lo requerían


COMENTARIOS: 

De: Anónimo

7:12 p.m., agosto 19, 2016
GRACIAS POR RECORDAR A MI TÍO JUAN MONTAÑA, UN PERSONAJE HISTÓRICO DEL PUEBLO VILLACURANO. SOY VILLACURANO DE NACIMIENTO HIJO DE JOSE FELIX MONTAÑA ENSISO EL CUAL ES HERMANO DE JUAN NEPOMUCENO MONTAÑA ENSISO. RECORDADO COMO EL CHINGO.



jueves, 31 de marzo de 2016

GIUSEPPE GIRLANDO Y EL MUSEO INOCENCIO UTRERA


Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, República Bolivariana de Venezuela

"Nuestra vida es obra de nuestros pensamientos"y si tenemos pensamientos felices seremos felices.

Esto le sucedió a nuestro buen amigo el Sr. Giuseppe Girlando cuano vio plasmado en la realidad su gran sueño, su gran pensamiento: Un museo que recopilara toda la memoria tangible de nuestro querido pueblo de Villa de Cura, el cual hizo suyo y en el que formó su familia.  

Hombre conocedor del arte de la fotografía se propuso a buscar, a rescatar, a fomentar en el pueblo el valor simbólico de las cosas.  Esas pequeñas o grandes cosas que parecen desechadas por otros pero de gran valor y recuerdo de nuestra historia local para nosotros.
Que la juventud que pase por allí, por nuestro Museo, sienta esa pasión histórica de los que nos antecedieron y dieron algo por el pueblo.

Un pueblo que careca de historia, de la memoria histórica del mismo, está perdido en el devenir histórico mismo.

Debemos amar nuestro pueblo, hay que conservar, no podemos pasar por la vida por pasar.

Esto lo hizo el Sr. Girlando atesorando cada recuerdo, cada pieza que está allí guardada como fiel testimonio.

Allí en el Museo reposan piezas que pertenecieron a muchos mentores villacuranos como es el caso de Don Inocencio Utrera, un filántropo para su tiempo, comprometido con el semejante. También de esa señora  partera que no medía hora ni tiempo para acompañar una madre. Tambi´´en recuerdos de nuestro insigne equipo de beisbol Ayacucho Star.
Así que Don Giuseppe Girlando encendió la luz delante de nosotros y nos invita a continuar el camino por él iniciado apoyando su obra y continuar con ella acrecentándola y mejorándola.

Tengamos empeño de enriquecer culturalmente nuestro pueblo Villa de Cura, que un extranjero venido de tierras lejanas tomó para el como suyo dejando un legado invaluable.




Sitio web de las imágnes: el facebook del Sr. Giuseppe Girlando
https://www.facebook.com/giuseppe.girlandog/photos?source_ref=pb_friends_tl

viernes, 25 de marzo de 2016

RODOLFO VALDIVIA MARTINEZ


                                                         Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
                                                  Villa de Cura, estado Aragua, Venezuela

Todo un personaje villacurano, recorriendo día a día nuestras calles, carrito en mano, con sus herramientas de limpieza.
Sí, así es él, encargado de mantener limpia y aseada nuestra querida Villa de Cura, sus calles.
¡Cómo barre! Bien asentado, minucioso en su trabajo.
Siemre está atento al saludar cordialmente y ¡Cómo come Valdivia! Si pasa junto al vendedor de papas rellenas seguro se come una, en la panaería también le dan su pancito. Pero...bueno, él es merecedor de ello.
Rodolfo es hijo de padre peruano, de Arequipe, cerca de Lima, la capital de Perú,  y de  madre villacurana.  Tiene tres hijos: una hija y dos varones ¡Ya hasta es abuelo por parte de su hija!
Participa en toda actividad religiosa, sobre todo en peregrinación lo vemos con su atuendo de peregrino, todo de blanco. En Semana Santa morado por el Nazareno y en noviembre, como todo peruano de la Cofradía del Señor de Los Milagros va con su saya morada delante de la procesión.
Nunca le faltan su medalla y su Cristo en el pecho, como premiación de buen cristiano y fiel acompañante de protección divina.
Una vez tuvo un percance en la procesión del Santo Sepulcro, un Viernes Santo alguien lo hirió, pero gracias a Dios no pasó de allí.
Cuando lo veo por esas calles me parece estar reviviendo a Cantinflas en su película El Barrendero.
Es una persona inocentota, sencilla, luchando cada día por la supervivencia, dándole relieve a la vida donde fluye el amor de Dios en su corazón.
Realiza con gusto su trabajo, encuentra satisfacción en él y está pendiente de todos los acontecimiento a su alrededor ¡Hasta lo he visto hablando por un micrófono en la Plaza Miranda sin pena alguna!
Valdivia es un servidor público que no pasa desapercibido pues se hace notar no por afán de protagonismo sino por el amor y eficiencia con los que realiza su labor.
Hay veces en las cuales pasamos cerca de un ser y nio siquiera somos capaces de saludarle, de dar los Buenos días.  Debemos tomar conciencia  que las cosas que quedan detrás y delante de nosotros, a las que quizá valoramos más que a los seres humanos no valen nada comparadas a lo que queda entre las personas.
Y que hay personas muy valiosas aunque posean pocas cosas materiales.


COMENTARIOS:

De:ALEKUKI L S G
10:52 a.m., marzo 26, 2016
Hola, soy Alejandro, peruano de nacimiento pero villacurano de corazón. Viví hace mucho en Villa de Cura, mi hijo José Alejandro nació allí, en el hospital y mi hija Jllian Yolibel nació en San Juan de los Morros. Tengo muy buenos recuerdos de Villa de Cura y de su gente, amable y dicharachera. No tuve la oportunidad de conocer al personaje del cual estás dedicando esta nota pero es un buen gesto el dar un pequeño reconocimiento a aquél que lo merece. Mis saludos desde Cantabria - España y un abrazo fraterno a todos los Villacuranos y al pueblo venezolano en general. Por cierto, aún tengo familia en el edificio Aragua de la Plaza Bolivar.

De:Estrellita
1:09 p.m., marzo 26, 2016
Totalmente de acuerdo con tu descripción, él es todo un personaje. Dios le de vida y salud, Y a ti por tu amena reseña-

De: Mayuri Sarramera Muy cierto, tremendo ser hùmano

De: Raymundo Morales Buena persona, muy social


De: Egar Alexander Parra Buen amigo, engañado por los políticos pero Dios le dará la salida y tendrán el triunfo él y sus hijos. Buen hombre

De Bege Ge Nunca dice: NO PUEDO...servicial, educado, y siempre ayudando a los demás

De: EDUAR ORTIZ 
10:09 p.m., marzo 26, 2016
Todo un personaje, con una educación de primera de esas que enseñaban antes en los hogares. la felictio por el articulo y su lindo detalle de hacer ver a los héroes anónimos.


De: mireyamarelys carrillo
1:00 p.m., marzo 27, 2016
BENDICIONES PARA TI, QUE DIOS TE CONTINÚE DANDO ESA FORTALEZA


De: Carlos Baez
2:42 p.m., marzo 27, 2016
Siempre me saluda, gran personaje.


De: Anónimo
8:34 p.m., marzo 27, 2016

El hombre encuentra la verdadera felicidad en las cosas sencillas,como en las encumbradas tareas, lo importante es poner nuestro espiritu de servicio en valor y regalar amabilidad y sonrisas al semejante. Conoci LA VILLA -Bella- pero no tuve el honor de conocer a Valdivia. Bendiciones, amigo...desde Callao- Peru



Anónimo8:58 a.m., marzo 28, 2016
jajajajaa valdivia, que clase de persona... muchos lo ven de arriba hacia abajo, pero ese sr vale mas que esos que lo ven de tal manera, dios le de vida y salud para que siga creando conciencia en todos losvillacuranos.. ese es el ejemplo que hay q seguir....

martes, 8 de marzo de 2016

JESUS MARIA RODRIGUEZ



Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, Venezuela


¡Oh, Dios! ¡Què tiempos, divina tecnología! Ahora no hay qué esperar la Peregrinación para tomarse una foto como en los tiempos en que Jesús María era fotógrafo.  Él, todo pacientudo, con su vieja cámara colgada del pecho o montadita en su atril se colocaba a un lado de la Plaza Miranda a esperar los asiduos visitantes para el mas fiel y típico souvenir: la foto Recuerdo de la Peregrinación año 19...

Iba de pueblo en pueblo pendiente de la fiesta a celebrar en el mismo o, cuando no había acontecimiento en el calendario, se colocaba en su mismo lugar a esperar un cliente que no iba a dejar pasar por alto el retratarse y dejar plasmado aquel recordatorio de un bello pasaje de su vida.

Alegre y bonachón, nos traía un regalito de sus hazañas como fotógrafo. Siempre comida, un bocadito: queso de crineja de Belén, dulces de Palo Negro, leirén de Turmero y así iba en su sabio recforrido sin jefe, no más que él.  Pasó por la vida entre viejas y amarillentas fotografías tras el suave murmullo de la brisa acariciándole el rostro y se dedicó a atrapar el alma de las personas en una foto no más.

Tenía un viejo carro grande, cómodo, un oldsmobile*.  Una vez dio un largo paseo a los llanos y trajo carne de venado. Contento llegó a casa de la familia de la cual era asiduo
visitante.  La dueña de casa se pone a preparar el rico manjar con el que se iban a deleitar, pero ella, muy bellaca, cuando estaba esmechando la carne  del venado en cuestión dice:

-"¡Esto no me parece lo que dicen qué es! Es una carne muy estoposa ¡Venancio, para dónde vas con tu culo tan rancio!"

A lo cual él, riendo, contestó:

-"Mujer, no hables tanto, todo lo que corre y tiene sangre se come"

Al tiempo se supo que la carne no había sido de venado sino de cunaguaro.

¡No, válgame Dios! ¿Comer exquisiteces? ¡Nada qué ver!





*Oldsmobile fue una marca de automóviles fabricada durante la mayor parte de su existencia por General Motors 


COMENTARIOS:

De: Carlos Olivera
10:33 a.m., marzo 09, 2016
Muchas gracias por compartir sus experiencias. En realidad nos enteramos de estas mucho. Nuestro equipo le da las gracias por esta ayuda, que nos ayudan a hacer una exitosa Blog Web.

Sitio web de la imagen: http://fotografia-tiempo.jimdo.com/camaras-fotograficas-antiguas-1%C2%AA/

A TEODOLINDA ACOSTA DE HERNÀNDEZ, MAESTRA PRECEPTORA



Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, Venezuela

Una mujer que hizo sonoro su nombre: Teodolinda Acosta de Hernández, así se presentaba.  El aprendizaje lo ponía al servicio de los niños, de la comunidad.
Apegada a los valores patrios.Recuerdo una Semana de la Conservación y Día del Ambiente que presentó a una niña de la escuela, tan bien arreglada, con un vestido en el cual la falda reflejaba al estado Nueva Esparta, digno nombre que llevaba su escuela unitaria municipal  del sector, la cual funcionaba de un lado de la empresa Mikro, la cual luego, al ser graduada por el estado cambió de epónimo.*

Iniciaba a los niños y niñas del sector para luego terminar su primaria en las diferentes escuelas del municipio.  Una promoción segura para el maestro que recibía a esos niños.  Ya en junio iba a la escuela Arístides Rojas donde trabajaba y le hacía saber a nuestra directora cuántos niños estaban aptos para 3er. grado asegurándoles de una vez dicho cupo.
Su caracter jovial, con elegante pisada al andar, acentuada figura.  Nunca se quitó sus medias de naylon ni los tacones.  Negra cabellera con pollina. Unas veces la dejaba suelta y otras con su cola de caballo. No pasaba desapercibida.

Amante de la poesía, canciones infantiles. Con un trazo de caligrafía fino.  En todo era elegante, todo lo realizaba con amor y dedicación.  Su pequeña escuelita, acogedora, con un estante al final del centro del patio donde los pequeñuelos colocaban su vasito para tomar agua.

En verdad, Teodolinda, pasaste dejando una huella en nuestro pueblo y en tu comunidad. Hoy te recuerdo en el Dia Internacional de la Mujer como maestra y devota servidora, fuerte y valerosa, diste luz en el camino de la vida.



*NOTA: Un epónimo es el nombre de una persona o de un lugar que da nombre a un pueblo, así como a un concepto u objeto de cualquier clase.






Sitio web de la imagen: http://www.evangelinaaronne.com.ar/2011/09/anecdotas-y-mensajes-de-maestrs-en-su-dia.html

jueves, 4 de febrero de 2016

LOS COTEROS


Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua, Venezuela

¡Qué cosas tiene la vida!  Antes era simple, nada complicada o cumplicada como decía la gente.  Todo pasa...así como pasa el viento que ya no vuelve.  Recuerdo los famosos coteros, esos buenos hombres que dejaban mercancía cada semana.  Pasaban luego a recoger el abono al pago de la misma, el cual consistía en dos o cuatro bolívares semanales para amortizar dicha cuenta.

Vendían de todo: cortes de tela, velos, zapatos, cobijas, y pare usted de contar.  Él, maleta en mano, con voz sonora gritaba:
- ¡Llevo todo bueno, borito, barato!

Extranjero, venido de tierras lejanas.  Muy poco era el venezolano dedicado a este trabajo.  Sólo los que vendían repuestos para las famosas máquinas Singer (las negritas) o los electrodomésticos como las pulidoras Electrolux cuando comienza la modernización de la mujer.  Bueno...y para la que la podía comprar, porque mi mamá pulía con aserrín y querosén.  Eso quedaba lindo y bello. Pisos de cemento reluciente.

Los coteros pasaban las de Caín porque muchas dejaban la mercancía y se escondían para no pagar.  Eran maulas en cuanto al pago. Y otras tuvieron suerte: se enamoraron del cotero. Todo tiene su pro y contra.

Yo recuerdo a un turco, rojo él, en su bicicleta que iba a mi casa.  Le dejaba mercancía a mi mamá. Le decían Musio Bonito. Mi esposo hace remembranza de un polaco muy bien trajeado con paltó, corbata y sombrero que se transportaba en su caballo al cual amarraba en las ventanas de las casas. 

Los coteros eran de la década del 40 y 50, hasta que Venezuela dejó de ser rural. Luego lograron abrir sus establecimientos comerciales y desaparecieron.

Ahora, en estos tiempos, ya en mi tercera edad, también gozo del privilegio de un cotero, pero es el Sr. Aníbal y su hijo David.  Ellos son los que me surten de todo lo referente a productos de limpieza.  Vienen religiosamente todos los viernes, se pagan unos y se piden otros.  Así, gracias a Dios y a ellos, no hemos carecido de nada.  Este es el espiral de la vida: todo va y todo viene.  Ahora el cotero viene en camioneta.  Atrás quedó la bestia y aún más la bicicleta, que no comía pasto y era más resistente.  Yen cuanto a lo de mala paga ...¿Yo? ¡Dios me libre! Tengo grabado el dicho Paga para que se te abran las puertas.


Sitio web de la imagen: http://cosasquetengoadentro.blogspot.com/2010/06/pasan-los-coteros.html

miércoles, 3 de febrero de 2016

CARNAVAL



NOTA: LA FOTO ES SOLO REFERENCIAL

 Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua

Llegó el Carnaval ¡Cuántos recuerdos! Época de alegría, papelillo, caramelos, echadera de agua, negro de humo, otros tiempos.

Recuerdo un cuento de Carnaval, cuando en la Plaza Miranda se bailaba amenizado por el Sr. Ricardo Flores y su flamante picó con los mejores plon de la temporada y disfraces: arlequines, pierrot, dominó, negritas.


Un caballero de esa época, muy pájaro vivo él, enamoradizo como ninguno, se citó al baile con una candidata.  La esposa lo estaba mosqueando y cuando él en  sábado de Carnaval partió en la noche sin explicación alguna no imaginó lo que ella estaba tramando.


La muy vivaracha se disfrazó de viejito y a bailar se ha dicho. Cuando llega lo ve muy acaramelado con su damisela. En una de esas vueltas se acercó  y de un sólo templón le tiró del sombrero hasta los hombros a la señorita quien había ido disfrazada de  de mejicana. Por lo cual le gritó: - ¡Hasta aquí llegaste, hasta tu Rancho Grande! Bautizándola así hasta el úlñtimo día de su vida: la Rancho Grande Quita Marío.

 
Lo que ella nunca aceptó fue que allí el muérgano era el marido.  Y él se las hizo hasta ya viejito y muy foronda decía: - Yo soy la Catedral, las demás las capillas.


¡Qué cosa! ¿No? Conformarse con eso y vivir esa penitencia de cuidar a otro.
No, mijita, mejor me preparo para la Cuaresma, la fiesta del alma, y a purificarme.



Sitio web de la imagen: http://www.pueblos-espana.org/castilla+y+leon/avila/cabezas+del+villar/73351/

domingo, 24 de enero de 2016

A LA MAESTRA IVON MARTINEZ

Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua


Hay una maestra
que tiene una magia
es la Maestra Ivón
El Hada de los Niños.
Todos los domingos
atentos están a la radio
por la emisora Villa
nos transporta al mágico
Mundo de los Sueños
donde cuentos, canciones,
golosinas, son el único pasatiempo
de los niños.
Buenos días, Maestra Ivón
buenos días tenga usted
atenta estoy aquí
a oir qué me dice
de Pinocho, Pirulín o del Payaso Saltarín
come corcho, come maní
toca trompeta al revés,
la flauta y el trombón
suenan con mágicos sonidos
expresados con ilusión
comiendo chupeta, chupetica, chupetón.
Los niños tocan el trombón
en el alegre parrandón.



COMENTARIOS
De: Ivon Martinez Santana Hola profesora Carmen, qué bello, me encanta, muchísimas gracias, estoy muy agradecida.

ACRÓSTICO A MARÍA TERESA FUENMAYOR, MI QUERIDA AMIGA

Por Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua


Quise dedicar mi primera publicación en el 2016
a esta amiga a la que tengo en alta estima



Maestra dedicada al arte
Amorosa y amigable
Regocijada de lo que hace
Incansable, persistente en toda actividad
Agradecida de Dios en todo momento

Talento de canto y disposición. Creativa
Esforzada ante la vida
Ráfaga de mujer, recuerda tu
Estancia en La Villa
Salud, suerte, sigue
Adelante impartiendo conocimientos


COMENTARIOS:

De: Anónimo
6:47 p.m., enero 24, 2016
Hola Carmencita!!!! bello tu poema a esa gran mujer!!!! saludos!!!!


De: Voz de Villa de Cura
12:49 p.m., enero 28, 2016
Muchas gracias, maestra Carmencita, por este bello obsequio que aprecio y valoro en lo que vale, sobre todo por venir  de persona como usted a quien estimo tanto y admiro por ser ejemplo de trabajo, esfuerzo y espíritu de servicio. 
Un fuerte abrazo. Que este nuevo año sea mejor para todos, con el favor de Dios. MARÍA TERESA FUENMAYOR


De: Oscar Carrasquel Buena esa letra, solo le falta la música y esa materia corre mucho por la acequia de las venas de la homenajeada.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

EL REGALO DE NAVIDAD

                                   
Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua

Ahora que el màgico espíritu de la Navidad nos cubre con su manto, todo el mundo, grande o chico, añora el regalo de Navidad, pero ¡Cuàn significativo es ese bien material!

Lo que tanto anhelamos es esa esencia espiritual que llamamos paz, perdón, solidaridad, compañeris,o, amiguismo...como mejor te convenga llamarlo.

Hemos criado una cultura en que lo más importante es lo que nos dan y no lo que damos.

¿En el seno familiar qué inculcas a tu grupo? ¿Dónde quedó ese compartir en la cuadra, esa vecindad en familia, recordando ¿Quién es tu hermano? Tu vecino más cercano.

Pero lamentablemente nos distanciamos por color, credo, género, prejuicios, por todo lo banal.

El Día de Navidad, el 25 de diciembre, comparte en familia, hazles ver los importante de comer juntos, de compartir ese pedazo de pan que Dios nos depara cada día.  Pero que la celebración no se empañe por la bebida espirituosa, que no sea esta detonante de discusiones, habla de frivolidades, metas, sueños, deseos.  Lo esencial está en recordar el nacimiento de Jesús entre nosotros, el Salvador del mundo que vino para dar luz a los hombres.  Ya el ángel lo anunció: Gloria a Dios en el Cielo y paz a los hombres de buena voluntad.

Cuando nos enojamos amenazamos, en cambio, el amor auyenta los temores y sana las heridas.

Que prevalezca el amor y el buen juicio entre nosotros y no lo visceral.

Que el Rey de la concordia reine en nuestros corazones por siempre.

Felices fiestas, feliz Navidad, paz y amor, hasta el 2016 y más allá.



Sitio web de la imagen:http://navidadthre.esy.es/navidad-oleos/

jueves, 3 de diciembre de 2015

LA GATICA




Por: Carmen Muñoz de González

Todo ser humano que habita en el planeta tiene su historia de dolor, alegría, pasión, amor, solidaridad.  En fin, de todo lo que hay. Y los animales no escapan a esto como obra de la creación de Dios.

La Catira que fue representante de uno de mis estudiantes cuando yo daba clase y ahora comparte mis tardes en amena charla tiene una linda gatica mimosa desde hace más de quince años con ella y, claro, su grupo familiar. Esta gatica es una heroína porque les salvó la vida a todos.

Me cuenta La Catira que una noche se va la luz e inmediatamente colocan unas velas en sitios estratégicos para alumbrar el apartamento, sobre todo el comedor, y proceder a la santa cena diaria.  Ella, presurosa por terminar, cansada de las faenas diarias, ya que tenía tres chicos pequeños que ameritaban cuidados, termina todo, recoge, guarda y se van al dormitorio, pero en el apuro se le olvidó apagar una velita que dejó encendida en la cocina, o quizá la dejó adrede para que no quedara tan oscuro.  La vela se derritió,consumió el platito donde estaba y generó una humareda.  Su gatica maullaba,arañaba la puerta del cuarto y ella, pensando que la mascota de los niños lo que quería era también dormir en la habitación, la regañaba. Pero oyendo tanta insistencia se paró a abrir y para su sorpresa ve la humareda, sale desaforada a averiguar qué ocurre y se encontró con que se había quemado el platito donde estaba la vela, el pañito que estaba debajo y el fuego seguía. Apagó las llamas, relató lo ocurrido y todos salieron a dar las gracias al fiel animalito y se prometieron nunca dejar de cuidarla y protegerla.

Así son las cosas. Nadie sabe de dónde puede venir el auxilio en caso de necesidad.

Con actitud de gratitud digo: ¡Gracias, Dios!



miércoles, 2 de diciembre de 2015

LA ALPARGATERÍA

La confección y venta de alpargatas. Toda una empresa familiar en tiempos pasados. El fino calzado del pobre. En estos tiempos un lujo artesanal porque bien caras que están.

Nuestro pueblo se distinguió con este arte de tejer capellada para la fabricación de las alpargatas, hasta había una calle con el nombre de Calle de La Chancleta, hoy Calle Sucre, porque allí residían muchas tejedoras. Oficio digno con el que muchos levantaron a sus familias.

Era toda una sinfonía de colores, el combinar los pabilos y hacer bellas formas geométricas. El color principal de base era el negro .  Las tejedoras daban rienda suelta a su creatividad.

Se urdía y tejía capellada y tiras en casas de familia.  Todavía recuerdo a mi mamá sentada frente a su máquina de tejer dándole a las paletitas que enlazaban los hilos o un tío recortando la zuela donde se montarían.

Las había de dos tipos: de zuela de caucho (goma) y de zuela zuela que eran las más caras: tres reales (Bs. 1, 50) para la década de 1950. Eran muy finas ya que la zuela se pulía.

Los alpargateros estaban organizados en el Sindicato de la Zuela que funcionó aquí en Villa de Cura en el año 1940. Fue el primer sindicato organizado.

¿Cómo desaparecieron las tejedoras?  ¿Cómo desaparecen las cosas ante nuestros ojos?

¡Qué bello hubiese sido tener La Ruta de la Alpargata!

¿Quedaron pocas personas aquí con con este arte? Me lo pregunto.

Hombres y  mujeres urdían capellada. Era una fuente importante de trabajo en nuestro pueblo.

Había hasta casas comercializadoras como las de Don Pablo Flores, Elandro Nieves, Ramón Diaz, Alfredo Gutierrez. Y en casas de familia: Samuel Flores, Evaristo Hernández.

Hay qué transmitir los saberes, que toda la familia se involucre en la confección del producto que se realice en el hogar.  La transferencia de conocimiento es importante.  Esto contribuye a la historia popular.

Las alpargatas que vemos ahora por allí son modernas.  Será en sintonía con los nuevos tiempos: de bluyín, bordadas, de cuero peludo de res o lisas. El forro hasta de cartón.

Bueno...todo cambia, pero alpargatas como las de antes...¡Qué va, mijito!


COMENTARIOS:

De: Nery C Chacon Infante Yo siempre ayudaba a los vecinos creo que eran Martines, les ayudaba a hacer la parte de los lados con unas agujas especiales, memorias de mi infancia.
12 h

De: Esmilda Dayana Mi suegro levantó a su familia con la confección de las alpargatas en la Bolívar y Villegas el señor Jesús Mauri
12 h

De: Gladys Rojas de Contreras Mi padre Ernesto Rojas de 96 años de edad,
 pionero de la alpargateria en nuestro pueblo, aun cuenta sus vivencias 
en tan largo camino de trabajar la alpargateria, desde los 8 años hasta
 los 82. Gracias a Dios tenemos la dicha de tenerlo entre nosotros con 
salud.

De: Yadira Pulido Pérez Cierto, bastante capelladas que hicimos en casa para los alpargateros.
 18 h

De: Paulo Torrealba Alpargata no es zapato, ni que le pongan tacón !!!
1 · 18 h

Sitio web de la imagen:


miércoles, 21 de octubre de 2015

EL COCHINITO DE NAVIDAD




Por: Carmen Muñoz de Gonzalez
Villa de Cura, estado Aragua

La gente de antes del siglo pasado, tan correctas, honradas, fieles a su palabra. Nunca harían algo que pudiera hacer daño al prójimo. Si vendían algo lo hacían con el mayor esmero
y cuidado culinario si de comidas se trataba. Si eran alpargateros o alpargateras cumplían su función con un estilo único que les caracterizaba como tejedores.

Criaban sus cochinitos para la venta. A vender en diciembre ese puerquito alimentado con las mejores sobras. Allí ponían toda la ilusión de los miembros de la casa para comprar los estrenos y disfrutar de lo grande la Pascua y Año Nuevo.

La señora Belén criaba cochinos, sus marranos, para la venta. Estaban a todo lo ancho del patio, allí, en el corral, disfrutando del barro, echados, hasta maíz les daba paraqué esa carne tuviera buen sabor.

Todo el mundo había hecho la lista: pantalón, camisa y alpargatas nuevas para los varones los vestidos de organza para las niñas, lo de las hallacas…
Al fin llegó el tan ansiado mes: diciembre, y el día en que le iban a dar el palo cochinero al cochinito. Todo listo: agua hirviendo en el fogón, brasas al punto para hacer los chicharrones, la manteca, comienza la fiesta. ¡Qué pena al abrir en dos mitades al cochino!
Se oye el grito aterrador de Doña Belem:

-¡Oh, Dios, cómo me pasa esto!

No se podía vender la carne. El cochino estaba picao. Picao era una burbujita que le salía detrás de la lengua.  Si atrapaban a la gente que vendía esto lo castigaban, hasta la policía iban.No había más remedio que disfrutarlo, pero en la casa.
Había veterinarios natos, conocedores de cuando el animal estaba dañado.
Como Montesinos y Raimundo.

¿Tecnología? ¡Nada qué ver! ¡Pepa de ojo!